• RSS

DICIEMBRE 09, 2018 POR: Columnista Invitado EDICIÓN No. 23

En búsqueda de la perfección

FOTO: Internet

POR: NATHA, @Flordeebano_

“Espejito, espejito, dime ¿Quién es la mujer más bella del mundo?”…

 ¿Quién  no ha escuchado  esa  frase del cuento  clásico  escrito por los hermanos Grimm llamado Blanca nieves? Desde  los cuentos  infantiles  he notado  que  no solo yo  sino  todas las mujeres  hemos  tenido la  maratónica tarea  de  encontrar y la perfección de la belleza .  Para  unas  su objetivo es  poder tener  el mundo a sus pies,  para otras  lograr un status  laboral  y desde  lo sexual llamar la atención de hombres  y también mujeres. Pero  finalmente  el objetivo  de  la belleza en las mujeres es poder ser aceptadas.

Se considera  que la belleza  es  un placer   espiritual, sensorial  o intelectual  de  alguien  que contempla  una  persona animal  o situación. Desafortunadamente  en la actualidad es contemplada  solo desde  lo físico  y está  siendo  guiada  por modelos  presentados  en revistas,  redes  sociales,  etc. En ese instante empieza la dramática comparación.

Constantemente  estamos  rodeadas de comentarios  de amigos  y familiares   tales  como; “No hay mujer  fea sino sin plata”, “debes subir de peso  porque te ves enferma”, “ Ella  tiene un buen novio  o esposo porque es bonita”, “Ve a un gimnasio porque a los hombres  no les llama la atención una mujer con kilos de más”, “ A ella le va bien porque es bella”. Si no te has casado “que cuando lo vas hacer”, si lo estás “para cuando los hijos” etc. Estas presiones de género hacen que a muchas mujeres les baje la autoestima, aparece entonces el espejo como el gran enemigo el cual refleja todos los “defectos” físicos, en esta situación emerge el que es quizá el peor enemigo y juez que una mujer pueda tener… ella misma. Ante  esta maratónica  búsqueda  de la perfección  para  que las personas  nos  acepten nunca  nos  preguntamos  a nosotras mismas ¿ Qué es lo  que yo  deseo para  ser bella y aceptada?.

Aunque la perfección de la belleza se encuentra en muchos ámbitos los más evidentes están en lo físico, intelectual y laboral.
Del ámbito físico destaquemos las cirugías y las dietas, en ocasiones los resultados de estas no son los esperados, lo primero que atacan, la autoestima, sus consecuencias pueden causar desde problemas graves de salud como la anorexia y la bulimia o en peores instancias malformaciones físicas en el caso de las cirugías mal realizadas desencadenando en la muerte.

En el segundo ámbito de este encantador esmero por ser aceptadas, está la academia, ahí  encontramos mujeres con altos niveles de estudios e intelectuales   de las  cuales resalto a las  que  estudian  las mal llamadas  “carreras  universitarias para  hombres”  como  las ingenierías  y ciencias  exactas, por  consiguiente  vemos que  la presión  que  estas carreras ejercen es muy fuerte  desde  el punto de vista  machista, encontramos docentes  que  agreden  a estudiantes verbal  y físicamente  a tal punto  que  algunas mujeres  desistan de culminar  sus  estudios.   

Del mismo modo,   en el ámbito laboral encontramos la inequidad, Irónicamente este también hace parte de la lucha por la belleza.  Encontramos mujeres  que  deben  esforzarse el  doble  para  lograr  asensos o mejoras laborales,  comentarios de pasillo mal intencionados, acosos  laborales  para  mantener  el “status” o el mismo  trabajo  en sí,  salarios desiguales en comparación con los de un hombre en el mismo cargo teniendo  en cuenta  que sus funciones  son  las mismas, claro está  que si solo miramos las consecuencias de estos  factores  nunca  lograremos  lo  que  nos proponemos. 

Ante la pregunta ¿Qué es lo que deseo para ser bella y aceptada?, ¿Tendrá alguna respuesta esta eterna búsqueda de la perfección? A mi parecer la respuesta es sencilla, simplemente la primera misión que tememos es lograr nuestros sueños y metas, para ello, superar los obstáculos que se interponen en el camino es nuestro primer reto. Segundo,  jamás  vivir para complacer  a los  demás,  debido a que cada  una  de nosotras es única  tenemos  muchas  cualidades, talentos  y habilidades, sin embargo hay aspectos  que mejorar para  lograr comprender a los demás y ser mejores  seres  humanos, igualmente  asumir que la belleza está en  lo  espiritual,  lo sensorial y  lo intelectual y que  muchas  destacamos  en unos aspectos  más que en otros.

En conclusión, ya es hora de despertar y reconocernos nosotras mismas  saber que mientras las mujeres  tengamos  talentos  y podamos luchar juntas podemos generar cambios  no solo  entre nosotras  sino  en la sociedad.

Debemos  cuidarnos  no por encontrar la aceptación en los demás,  pero si por nuestra salud y bienestar, visitar al médico con frecuencia,  alimentarse  balanceadamente y hacer  ejercicio es  una parte  de  esta  búsqueda. Conocer y reconocer nuestras  capacidades  y logros, ya es hora de romper  estereotipos  y  dejar  de seguir  ideales de belleza impuestos; gorda ,flaca, rubia, morena alta, baja con canas arrugas o estrías vales por tu coraje, perseverancia y ganas de seguir adelante, es el tiempo  de  apoyarnos  entre  nosotras, dejar  de sentir  envidia y no  buscar  estrategias para hacer  sentir mal  a las  demás,  sino  aprender de nosotras mismas, vernos al espejo sin miedo  y decirle “Espejito espejito, gracias por mostrarme todos  los días  lo fuerte, valiente, luchadora, perseverante  y talentosa  que soy” , logremos reconocer que con las muchas habilidades  y destrezas que tenemos  las mujeres  somos  capaces  de encontrar la perfección, de lo que realmente  es la belleza, el poder conquistar  el mundo y lograr  lo que se  desea.

REVISTA EROTIK


1 COMENTARIOS

  • zagara   

    la discriminación por el genero a un es muy fuerte en la sociedad pero mas entre las organizaciones poderosas. la discriminación y la critica por el físico si es muy equilibrado hoy en día. tanto para hombres como para mujeres y me atrevería a decir que es un poco mas para los hombres en algunos lugares del mundo.

Ingresa para comentar